asertividad



¿Qué es la asertividad? Aunque la Real Academia Española no reconozca este término, muchas veces la asertividad se convierte en el término clave en nuestro camino hacia la autoestima. Para mi un concepto no puede existir sin el otro, porque si soy asertivo, me respeto a mi mismo y sé poner mis límites.
Pero muchas veces confundimos la asertividad con el egoísmo, o prepotencia, porque no está de acuerdo con los valores que se nos inculca desde muy pequeño: sé amable, sé sumiso, no digas lo que piensas. Pero tampoco tenemos que pasar de un extremo al otro, es decir, puedo expresar lo que realmente pienso sin ofender y/o herir a los demás. La cuestión clave aquí es: ¿a quien respeto más: a los demás o a mi mismo? ¿Por qué es tan importante para mi lo qué piensan los demás? ¿En qué baso mi autoestima? ¿En las opiniones de los otros o en lo que yo pienso de mi?

Una persona asertiva conoce sus propios derechos y los defiende respetando a los demás. No intenta ganar, busca acuerdos. Se conoce a si misma, controla sus emociones, sabe poner límites y frenar a los demás cuando empiezan a atacar.
Aquí algunos derechos asertivos:

1. Ser tratado con respeto y dignidad
2. Tener y poder expresar los propios sentimientos y opiniones
3. Ser escuchado y tomado en serio
4. Juzgar mis necesidades, establecer prioridades y tomar mis propias decisiones
5. Decir “NO” sin tener culpa
6. Pedir lo que quiero , teniendo en cuenta que
el otro tiene derecho a decir NO
7. Derecho a cambiar
8. Derecho a cometer errores
9. Derecho a pedir información y ser informado
10. Derecho a obtener aquello por lo que pagué
11. Derecho a decidir no ser asertivo
12. Derecho a ser independiente
13. Derecho a tener éxito
14. Decidir qué hacer con mis propiedades, cuerpo, tiempo, etc…mientras no se violen los derechos de otras personas
15. Derecho a gozar y disfrutar
16. Derecho a mi descanso, aislamiento, siendo asertivo
17. A superarme, aún superando a los demás.