la libertad


" Si en estos momentos no disfruta de su vida, con lo que ha acumulado, con su actual estado de salud, con su trabajo y sus relaciones, no podrá apreciar o pasárselo bien en nuevas condiciones de vida. Nuestra capacidad para disfrutar de la vida procede de nuestra manera de procesarla, y no de la influencia de factores externos. Nada exterior tiene capacidad de crear felicidad o plenitud en nosotros. Lo que determina la calidad de nuestra vida es nuestra decisión de sentirnos satisfechos o no, basada en nuestra forma de pensar, de vernos y de situarnos en el universo. Por consiguiente, si usted necesita mucho más para sentirse completo, entonces, aunque reciba mucho más, siempre se sentirá insatisfecho."
WAYNE W. DYER

Cada vez que decimos " tengo que" , "deberia", "hay que hacerlo" nos cerramos en la obligación y dejamos que "algo" (dios, destino, etc). decida por nosotros. Todo cambia si soy consciente que son mis decisiones, mi libertad de decidir lo que hago, como reacciono, que pienso y en que me convierto.